Masajes

Si quieres recibir un masaje ayurveda con aceites esenciales, que te mejore el funcionamiento de tus sistemas circulatorios y linfáticos, revitalice tu cuerpo, nutra y limpie la piel, previniendo su envejecimiento, alivie tu estrés y propicie la generación de emociones positivas, consúltanos.

El masaje en el Ayurveda

Ayurveda significa “la ciencia de la vida” y como sistema de medicina tradicional y holística integra diversos tipos de tratamientos que sirvan para fomentar el equilibrio de mente, cuerpo y espíritu a partir de la energía de cada persona. El Ayurveda, que incide especialmente sobre la importancia de la alimentación y nos indica qué alimentos pueden ser positivos para nuestra salud dependiendo de nuestra constitución y qué alimentos, por el contrario, pueden resultar desequilibrantes y perjudiciales para ella, integra entre sus métodos de curación y, sobre todo, prevención, la meditación, la práctica del Yoga, el empleo de plantas, especias y productos naturales y, también, del llamado masaje ayurvédico.

Ayurveda considera que el cuerpo está atravesado por el prana, una especie de soplo vital al que pueden afectar, entre otros factores, el estrés o los malos hábitos alimentarios. Afectado el prana, el cuerpo puede reaccionar con una serie de disfunciones como pueden ser dolores de cabeza o musculares, problemas digestivos, malestar general, etc.

Para restablecer la circulación del prana, Ayurveda recomienda el uso del masaje ayurvédico, es decir, del empleo de una serie de técnicas de presión y de otros movimientos sobre puntos determinados del cuerpo para, gracias a ellos, equilibrar y restablecer el soplo vital.

Integrado en nuestras rutinas vitales, el masaje ayurvédico mejora el funcionamiento de nuestros sistemas circulatorios y linfáticos, revitaliza nuestro cuerpo, alivia nuestro estrés y propicia la generación de emociones positivas. Además, al ser realizado con aceites esenciales, nos sirve para nutrir y limpiar la piel, previniendo su envejecimiento y dejándola tersa y suave.

El masaje ayurvédico incluye diversos tipos de masajes. Todos ellos pueden servir como tratamientos destinados a aliviar dolores, pero la principal misión de todos ellos es una misión fundamentalmente preventiva.

Veamos a continuación cuáles son las modalidades que ofrecemos:

  • Abhyanga

Entre los masajes ayurvédicos, éste es, probablemente, el más extendido y utilizado. Por decirlo de algún modo, éste es el masaje tradicional de la India. Realizado en todo el cuerpo y con aceites esenciales, el masaje abhyanga fricciona los tejidos y los separa para, de ese modo, eliminar los bloqueos que pudieran existir, lo que sirve para aliviar la fatiga muscular, eliminar toxinas, aliviar el estrés, mejorar la circulación y el descanso y suavizar y lubricar la piel.

  • Shiro abhyanga o masaje champi

Este tipo de masaje se centra en la cabeza. Este masaje craneal ayurvédico sirve para refrescar la mente, mejorar nuestro funcionamiento cerebral y aliviar el estrés.

Cuando se realiza por la mañana, el masaje champi sirve para activar con suavidad nuestro sistema nervioso. Cuando se practica por la noche, para promover un sueño tranquilo. El masaje shiro abhyanga es un masaje ideal para prevenir el insomnio.

El uso del aceite de masaje adecuado servirá, además, para nutrir, lubricar y fortalecer las raíces, prevenir la caída del cabello y retardar la aparición de canas.

  • Chavitti

El chavitti es, seguramente, el más peculiar de todos los masajes ayurvédicos. Originario de la zona de Kerala, el masaje chavitti es un masaje que se realiza con los pies.

El Chavitti, asimismo, sirve para mejorar el tono muscular. Al mejorar el tono muscular, lo que estamos haciendo es prevenir distensiones, torceduras, esguinces, lesiones y todo tipo de dolores musculares. Por todo esto, es una modalidad de masaje muy valorada por los deportistas.